Estimadas familias , el tiempo pasa implacable y pasando, IMG_2843pasando ya llegamos a la cuarta Navidad juntos.
La Navidad es como siempre digo, espacio para compartir , espacio para la familia, momento de disfrutar con los niños/as.
Paladear cada segundo, guardar cada sonrisa, cada mueca, cada caricia con su manita regordeta, quedaros con su olor calentito al despertar, con esa imagen del peque en pijama corriendo por la casa, todos relajados, todos en paz.
Esos son los mejores regalos que le podemos dar a nuestros peques , una cajita de grana y oro llena de recuerdos dulces , llena de amor y vivencia donde al abrirla cuando ya sean grandes , la palabra «mamá» o «papá» adquiera un gran y profundo significado.
Debemos preparar a nuestros niños/as para ser personas integras y fuertes emocionalmente hablando, una amiga me decía hace poco que no se permitía recordar a su madre, ni siquiera podía mirar aún las fotos sin ponerse a llorar, vive mi amiga la tristeza como un problema.
Imaginen un adulto que al llegar ese  momento no solo no lo evite sino que al contrario evoque una y otra vez los recuerdos porque esos recuerdos le darán paz. Imaginen a un adulto abriendo esa cajita y descubriendo que nunca nos fuimos, porque mientras seamos recordados estaremos junto a ellos.
Llenad esa cajita de muchas Navidades maravillosas, Navidades que no vuelven, Navidades únicas.
Lejos quedarán las prisas , los enfados y los berrinches, el caramelo y el algodón de azúcar darán buena cuenta de ello.
Me gustaría pensar que yo y mi equipo de profesores, ( para los que pido un fuerte aplauso, este año más que nunca) contribuimos un poquito cada día a mantener la felicidad de los niños, nos gusta sentirnos brasas, a los maestros nos encanta sentirnos así.
Hace cuatro años, llegué con un sueño, un sueño que se hace tangible cada día más, cada vez que  me canso ( en mis momentos de debilidad) que se me presentan conflictos innecesarios o la vida me entretiene con asuntos que no merecen la pena aparece uno de vuestros hijos y me regala un abrazo , me da una notita o me dice lo mucho que me quiere… entonces respiro hondo, levanto la cabeza y me repito «si se puede».
Este trimestre, duro donde los haya , os he sentido cerca , no lo voy a olvidar , GRACIAS . Esta comunidad con sus más y sus menos ha demostrado que si bien está para las duras , también está para las maduras, y la cancioncilla de Dolly ( pescadita azul de Nemo) me ha cantado al oído todo el tiempo «sigue nadando, sigue nadando» con vuestra voz y vuestro aguante y apoyo.
Mi padre al que la vida ha sentado como muchos sabéis me decía el otro día, tienes muchos niños/as que cuidar no puedes permitirte ni un solo sentimiento de desazón ,ahora no, tus familias , tus compañeros no merecen menos. Qué sabios son los padres!!!
Todos y cada uno somos importantes, se lo decimos a los niños/as cada día, todos especiales , todos maravillosos y la mejor forma de hacérselo sentir a los demás es con actos de amor y servicio.
Aceptarnos tal como somos, sin caer en caprichos poco realistas, es el primer paso para sacar lo mejor de nosotros mismos, evitar los complejos y construir una sana autoestima.
Aquí viene mi cuento:
La rana Paca cambió su vida el día que vio la televisión por primera vez. Era un concierto de rock, y la rana Paca quedó fascinada. Pero no por la música, sino por las melenas de los cantantes.
– ¡Oh! ¡Qué pelo tan largo y bonito! Yo quiero algo así, que se note que soy especial.
Pero Paca solo era una rana. No había ido a la escuela y ni siquiera sabía que las ranas no tienen pelo, así que pensó que el pelo le saldría si se dedicaba a dar conciertos. Su croar de rana no encajó bien ni con el rock, ni con la ópera, ni con el pop, pero ella siguió dando conciertos allá donde iba. Viajó por pueblos y ciudades, por el mar y la montaña, por calles y jardines… hasta que un día dio su recital en una peluquería.
Mientras cantaba sin que nadie supiera que allí había una rana, el peluquero cortaba el pelo a un cliente. Un largo mechón fue a caer precisamente sobre la cabeza de Paca y esta pensó, al verse con tanto pelo sobre su cabeza, que su sueño por fin se había hecho realidad.
Emocionada, cantó con tanta fuerza y entusiasmo que despertó a Fredo, el gato del peluquero. Este, al ver aquel montón de pelo en movimiento saltó sobre él y se lo zampó pensando que se trataba de un ratón.
A Paca no la salvó su largo pelo, ni su estilo musical. La salvó ser una rana, porque a Fredo no le gustó el tacto frío y resbaladizo de su piel y la escupió; pero las huellas de aquel ataque quedaron para siempre marcadas con grandes cicatrices en la piel de Paca. Y también en su memoria, pues así aprendió que ser rana tenía también su lado bueno.
A partir de ese momento Paca estudió todas las ventajas de ser rana y la mejor forma de aprovecharlas, y creó una escuela para ranas de la que salieron las ranas más habilidosas y felices.
He elegido este cuento de Pedro Pablo Sacristán para llamar vuestra atención otra vez sobre el auto concepto, es  tan importante …
A veces somos tan exigentes que olvidamos que nuestros niños/as son personas distintas que tienen que equivocarse, que tienen que reconocerse y aceptarse y para los que debemos pedir una educación de calidad , REAL. Pobres , muy pobres son aquellos que piensen que solo los contenidos curriculares son importantes.
Dejad a la rana ser rana, no pretendais que sean otra cosa, solo caminando hacia lo que de verdad ellos quieren ser conseguirán ser felices.
El cerebro debe regirse por la razón pero la chispa de la acción debe ser impulsada por el corazón, así de a poco, la sociedad dejará de generar violencia y conseguiremos de verdad, pero de verdad un mundo más justo y mejor para todos.
Quisiera aprovechar para hacer una mención especial al nuevo AMPA , lo están dando todo y cuando se trabaja desde el corazón se nota y mucho , GRACIAS, no os canséis de luchar por los niños, estoy segura que poco a poco seréis más familias y para los profesores teneros es fundamental .
Otro fuerte aplauso , por favor para Alejandro incansable donde los haya, más canijo pero grande , muy grande, GRACIAS Alejandro , en nombre de todos.
Y gracias a todos los papis y mami que día a día se acercan para arrimar el hombro con esa actitud de servicio por y para los niños, GRACIAS.
Os deseo a todos una muy Feliz Navidad, os pido difundáis este mail para que llegue a todas las familias.
De seguro los Reyes, reinas, hadas o lo que sea que llegue a cada casa el próximo día 5 será generoso con vosotros/as y con mis niños/as, decidles de mi parte que mejores no han podido ser, que estoy muy orgullosa de todos ellos/as y que ni imagináis lo que los/as quiero a todos/as.
Feliz Navidad familia ,nos vemos el próximo año, yo también he sido buena así que espero me traigan lo que he pedido quiero volver cargada  de nuevas ilusiones y con los motores de nuevo engrasados y listos para continuar caminando , soñando o nadando, recibid todos un abrazo muy fuerte, de esos que de vez en cuando se dan y se sienten, de esos, de los de verdad.
Mati

Comparte este Post

Más para explorar

Actividades Cole

VI Carrera Solidaria

Nuestro alumnado realiza una carrera solidaria , actividad promovida desde