Historia y Presente

Historia

El edificio data de 1932, proyectado por el célebre arquitecto Juan Talavera y Heredia, encuadrado en el movimiento regionalista sevillano. Actualmente según el PGOU de Sevilla en vigor, cuenta con un grado de protección C.

La edificación, de forma rectangular, consta de dos plantas y semisótano, con un gran patio central en la baja, disponiéndose las diferentes dependencias entre éste y un corredor amplio, que bordea internamente las dos fachadas (una hacia la calle Recaredo y otra hacia Almirante Tenorio). La principal se verá culminada, en su parte central, por un torreón mirador de planta cuadrada, característico de algunas construcciones sevillanas, al que se accede desde la segunda planta.

De 1932 a 1945 este edificio albergó la Escuela de Magisterio, destacó porque aquí se desarrolló lo que los historiadores denominan, el primer intento republicano de imponer la coeducación en la escuela.Sin embargo, la nueva pedagogía renovadora, el nuevo concepto de maestro/a, la tipología del alumnado y la nueva organización curricular, no vino acompañada del apoyo de algunos sectores de la sociedad, y lo más importante, de unas partidas presupuestarias adecuadas a lo demandado por estos centros. El principio de la coeducación tan criticado al principio, se asentó de forma muy inestable en el periodo de estudio perdurando hasta 1945.

Después se convirtió en colegio de educación especial, Virgen de la Esperanza…

En la actualidad

La rehabilitación integra del edificio, que supera los 2.500 m2, se ejecutó en tres fases diferentes, en tres años consecutivos, para no interferir en la actividad del centro, modificando el uso de las diferentes dependencias y actuando en las zonas en mal estado. Como resultado el edificio se convertirá en un nuevo centro de educación infantil y primaria tipo C1, albergando en planta semisótano los vestuarios y pista deportiva; en planta baja aulas de infantil, primaria y educación especial, junto con biblioteca, comedor y gimnasio y administración; y por último, en planta primera, aulas de primaria y salón de usos múltiples.

El CEIP Jardines del Valle, empieza a funcionar en septiembre de 2010. Se crea para solucionar el problema de escolarización que existe en el centro histórico de Sevilla. El edificio donde se halla, después de las remodelaciones oportunas en la actualidad cuenta con las siguientes aulas para el curso 2019-2020:

  • 1 aula de 3 años Infantil
  • 1 aulas de 4 años Infantil
  • 1 aulas de 5 años Infantil
  • 1 aula de 1º de Primaria
  • 1 aula de 2º de Primaria
  • 1 aula de 3º de Primaria
  • 1 aula de 4º de Primaria
  • 1 aula de 5º de Primaria
  • 1 aula de 6º de Primaria
  • 2 aulas de Educación Especial (TEA: Trastorno del Espectro Autista).
Nuestro centro está ubicado en la ronda histórica de Sevilla. Nuestro alumnado es en general bastante trabajador y participativo, teniendo la escuela como un referente positivo en sus vidas.

El profesorado tiene una actitud es de compromiso, de entrega y profesionalidad.

Las relaciones con las familias y con la AMPA son  positivas, existe colaboración y respeto mutuo habiendo colaborado en numerosas actividades colegiales. También mantenemos relaciones puntuales con los otros centros de la zona, así como con los representantes del Ayuntamiento en el Distrito y con los departamentos de educación y salud.
El total de alumnos/as del centro es 265, de los cuales, 34 son de necesidades educativas especiales ( 9 asisten a las aulas TEA).

Oferta Formativa

Centro público de infantil y primaria, tipo C (una línea). Dispone de aulas específicas de autismo, bilingüe, cuenta con cinco maestras de pedagogía terapéutica, 3 monitores y una maestra de Audición y Lenguaje. Dispone de comedor con cocina propia, aula matinal y actividades extraescolares.

Características Ideológicas

El Centro se declara plural en cuanto a creencias religiosas e ideas políticas respetando los de cada miembro de la Comunidad Educativa y renunciando a cualquier tipo de adoctrinamiento.

Asume y valora como un hecho positivo y enriquecedor la diversidad de su alumnado, y tiende a ayudar a todos y cada uno de ellos, para que desarrollen sus propias capacidades.

Se pretende transmitir a los alumnos los valores básicos de una sociedad democrática, como son, el respeto hacia los demás y uno mismo, la responsabilidad y la solidaridad.

Entre las competencias básicas que debe contribuir a desarrollar la escuela, tiene especial relevancia la competencia social y ciudadana; aprender a convivir en la sociedad forma parte de las habilidades básicas del ser humano y constituye uno de los principales desafíos de los sistemas educativos actuales que persiguen que las sociedades sean más modernas, justas y democráticas; más igualitarias, cohesionadas y pacíficas.

La educación en la convivencia es a la vez un objetivo básico de la educación y un elemento imprescindible para el éxito de los procesos educativos. Aprender a respetar, a tener actitudes positivas, a aceptar y asumir los procesos democráticos, debe ser una prioridad para toda la comunidad escolar ya que prepara al alumnado para llevar una vida social adulta satisfactoria, autónoma y para que pueda desarrollar sus capacidades como ser social.

Mediante la coeducación se intenta eliminar cualquier trato diferencial por razón de sexo, para ello se adoptan medidas referidas fundamentalmente a elección de libros lectura, a criterios de agrupamiento para el trabajo y a juegos no discriminatorios.

Nuestro objetivo principal es conseguir de a poco, una identidad real del centro, en esto contribuye el cambio metodológico implantado desde el curso 14/15, la educación emocional reina y dirige tanto la práctica educativa como el clima general del centro.

Caminamos hacia un colegio de corazón caliente y con paso firme queremos conseguir que éste sea un espacio protegido, de paz, dónde nuestro alumnado pueda desarrollarse desde todos los prismas humanos, preparándolos para un futuro y dotándolos de todas las herramientas necesarias para y sobretodo ser FELICES.